Con el traje de valenciana tal y como se capta la figura femenina en los cuadros de Sorolla destacamos a la mujer que aúna naturalidad, luminosidad, sensualidad.

El cosset de mánegues de fanal o de valenciana del siglo XIX con mangas de farol terminadas con preciosos encajes, se torna protagonista, con escote redondeado, y un cordón al borde para ajustar mejor al cuerpo. Las faldas tienen un vuelo natural y de largo hasta el tobillo.

El delantal se anuda a la cintura con cinta de seda que forma un lazo en la parte posterior. Los extremos terminan en dos puntas que descienden por detrás hasta mitad de la falda.